sábado, 27 de enero de 2007

¿Existe una zona arqueológica en Minatitlán?

Enviado por kanako. Existen numerosos sitios arqueológicos en el municipio, la mayoría identificados pero casi todos apenas explorados formalmente, un solo ejemplo es el poblado de Antonio Plaza en la margen del bajo Uxpanapa, donde se encontró una de las más bellas esculturas arqueológicas del país: El Luchador de Minatitlán.

Sin embargo, a unos kilómetros al sur de la mancha urbana de Minatitlán fue descubierta la zona arqueológica de Las Lomas de Tacojalpa ubicada estratégicamente en el punto más elevado entre los poblados de Las Lomas y Las Animas, accesibles fácilmente por el puente Jagüey que es el enlace con el camino a Hidalgotitlán y la zona rural de Minatitlán antes de llegar al nuevo puente Otapa-Ojochapa sobre el río Coatzacoalcos.
La zona esta conformada por numerosos montículos que son los remanentes de antiguas pirámides, templos, juegos de pelota y terrazas que fueron construidos hace mas de mil años por alguna civilización que esta por determinarse, pero que pudiera ser Olmeca.

Debemos recordar que a diferencia de otros sitios arqueológicos, en el sur de Veracruz las pirámides y otras construcciones fueron edificadas con materiales como barro, estuco o adobe, y no de piedra o rocas como es común en otros puntos del estado. Por lo tanto estos templos y edificios han sido más susceptibles al deterioro de los fenómenos climáticos. Sin embargo, en el sitio de Lomas de Tacojalpa son perfectamente visibles varias pirámides y un juego de pelota ubicados en un predio que se ha utilizado para el pastoreo y la siembra de maíz y de flor de zempasuchitl.

Los pobladores al labrar y barbechar estos campos de cultivo descubrían constantemente, vasijas, pequeñas esculturas, hachas y otros vestigios de esta milenaria cultura y muchas de estas piezas y “muñecos” aun son conservadas por los pobladores de los alrededores en sus domicilios.

Cuando los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) verificaron la autenticidad del sitio esto se hizo del conocimiento de las autoridades estatales y municipales. Desafortunadamente la apatía e ignorancia muchas autoridades de nuestra riqueza cultural y la carencia de presupuesto se han conjugado para que este excepcional sitio no haya sido debidamente señalizado y conservado.

Recientemente, en una actitud que cambio de ignorancia a conducta criminal, ex funcionarios municipales –varios de los que firmaron un acuerdo para preservar la zona arqueológica- se han apoderado de los predios, han excavado el lugar para sacar las piezas y saquearlas, han destruido montículos o los han modificado y venden incluso el material para relleno ha sabiendas que están cometiendo un delito federal. Para complicar las cosas, el actual ayuntamiento, ignorando sus propias recomendaciones, esta destruyendo la zona y ampliando sin permiso el ancho del camino vecinal que atraviesa la zona en cuestión.

Es lamentable ver como vehículos de la dirección de obras públicas supervisan la ampliación de cunetas del camino que expone miles de fragmentos de vasijas milenarias que ahora están diseminadas en las orillas del camino y que el ojo poco acostumbrado parece no ver. Sin embargo, recientemente el INAH ha interpuesto una demanda ante la PGR contra el presidente municipal y el director municipal de obras públicas del Ayuntamiento de Minatitlán, quienes argumentan en su desconocimiento que ellos no ven ninguna pirámide o vestigios por dicho lugar. Afortunadamente organizaciones no gubernamentales de la ciudad como la Cámara de Comercio, la Casa de Cultura, las asociaciones de arquitectos, de abogados y la de Hoteles y Moteles de Minatitlán han externado su preocupación por preservar el lugar y por la negligencia de las autoridades municipales de Minatitlán.

Recientemente el antropólogo Jacinto Chacha, director del INAH-Veracruz y la arqueóloga Lourdes Hernández, quien investiga en especial los sitios de la zona sur de Veracruz, comentaron que existen en nuestro estado 7 mil sitios identificados de los cuales solo 13 están parcialmente restaurados y abiertos al público.

Agregaron que en la zona sur de Veracruz no todos los sitios son Olmecas ya que también arribaron a la región otras culturas y a pesar de que muchos sitios no son tan espectaculares por que la mayoría fueron construidos con barro y sin material pétreo, existen piezas impresionantes como las cabezas Olmecas de San Lorenzo y esculturas finísimas como el Luchador de Minatitlán, El Señor de Las Limas, los Gemelos del Azuzul y los bustos de madera de la Laguna del Manatí.

Los funcionarios del INAH recordaron que en el momento que en un terreno sean localizadas esculturas, montículos, vasijas y otros vestigios arqueológicos, de acuerdo a las leyes federales automáticamente cualquier actividad en el predio debe encaminarse a la preservación del mismo y de la integridad de las piezas y su contexto.

Por lo que de inmediato el propietario del predio debe comunicar los hallazgos a las autoridades del INAH teniendo la certeza de que no perderá la propiedad de su terreno. En caso de encontrarse una escultura, vasijas, herramientas, utensilios u otros vestigios, es importante notificar al INAH por que es obligatorio registrarlas, sin embargo quien las encuentre puede conservarlas en calidad de custodio si firma un acuerdo con el INAH y se compromete a conservarlas en un lugar seguro, de lo contrario o en caso de comercializar las piezas se someterá a las leyes federales en la materia que contempla sanciones rigurosas.